Tus ojos en Invierno.

Los ojos son un órgano muy sensible y sufren con cada cambio de estación, el invierno no es diferente; párpados, pestañas y lágrimas son nuestros protectores naturales al medio ambiente, aunque a veces no son suficientes y debemos ayudarles.

En invierno solemos usar calefacción para tener un clima más agradable, un ambiente frío nos provoca resequedad y si a eso aumentamos la calefacción, el ambiente es totalmente seco. Esto afecta a los ojos provocando resequedad y comezón.

El uso del humidificador ayudará a evitar esta situación y purificará el aire.

Las lágrimas artificiales contribuyen a la lubricación y evitan molestias, si la resequedad persiste, acude a tu oftalmólogo.

Protege a tus ojos del frío con gafas obscuras (con protección AV), igual que en la temporada de calor, y con mayor razón si te gusta ir a la nieve.

En esta temporada la conjuntivitis es muy común y es provocada por el virus de la gripa.

Comer frutas y verduras, así como alimentos ricos en ácidos grasos y Omega 3 es una sana manera de prevenir malestares oculares en esta temporada.

Contáctanos
¡Llámanos!
Facebook
Twitter