Icteria u Ojos Amarillos.

La membrana que recubre al ojo se conoce como esclerótica y generalmente es de color blanco. Puede llegar a pintarse de color amarillo, lo que se denomina Ictericia llegando a afectar tanto a las partes blancas de los ojos como a la piel. Esto puede ser indicativo de una patología importante, por lo que es importante consultar al médico.

La bilirrubina es una sustancia amarillenta que se encuentra en la sangre y es producida por el hígado. Cuando los glóbulos rojos viejos son sustituidos por glóbulos rojos nuevos, la bilirrubina permanece en el organismo y el hígado se encarga de descomponerla para eliminarla. Cuando la acumulación de bilirrubina en la sangre es muy alta, ésta queda almacenada en algunas zonas del cuerpo, como los ojos, la piel y las mucosas.

Si la bilirrubina no se excreta a través de las vías biliares del hígado con la suficiente rapidez, se acumula en la sangre y se deposita en la piel, ojos y mucosa dejando ese color amarillento, provocando ictericia.

Muchos bebés recién nacidos sanos tienen un poco de ictericia debido a la inmadurez del hígado en los primeros días. Por lo general, desaparece espontáneamente entre la primera y segunda semana de vida.

Sin embargo, la ictericia puede ocurrir a cualquier edad y ser un signo de un problema existente. Puede presentarse por varios motivos, tales como:

  • Enfermedades de la sangre
  • Síndromes genéticos
  • Enfermedades hepáticas, tales como la hepatitis o cirrosis
  • Obstrucción de los conductos biliares
  • Infecciones
Contáctanos
¡Llámanos!
Facebook
Twitter