Parpadeo.

La mayoría de las personas parpadea aproximadamente de 15 a 20 veces por minuto, es un movimiento natural y automático. El parpadeo mantiene la humedad, protege, limpia y ayuda a relajar los ojos. Además, filtra la intensidad de la luz, así como los objetos que se aproximan y puedan dañar el sistema visual.

El parpadeo no sólo se trata de abrir y cerrar los ojos. El párpado superior ejecuta el  movimiento de abrir y cerrar, mientras que inferior realiza un movimiento oblicuo desde la parte temporal nasal que sirve para distribuir la lágrima por la superficie ocular y mantenerla hidratada. Esta acción ayuda a limpiar y quitar los residuos diminutos del medio ambiente que se van pegando al ojo.

El parpadeo no es constante ni igual para todos, puede aumentar o disminuir dependiendo de las actividades realizadas, por ejemplo, cuando estamos concentrados leyendo, frente a la computadora, la cantidad de parpadeos disminuye; mientras que con la sequedad del ambiente, nuestro estado de ánimo o si somos usuarios de lente de contacto el parpadeo aumenta.

Con los animales es diferente, los peces, serpientes e insectos no tienen párpados por lo que siempre tienen los abiertos. Los camellos tienen tres párpados, muy útiles para protegerse de las tormentas de arena en el desierto.

Contáctanos
¡Llámanos!
Facebook
Twitter